banner

Certificación de competencias laborales, empleabilidad y productividad para Chile y Paraguay

El seminario Certificación de competencias laborales, empleabilidad y productividad para Chile y Paraguay se llevó a cabo en Asunción, el 27 de junio, y contó con representantes de la Red Latinoamericana de Recicladores

Featured Image

28 de junio, 2019

Los sistemas de certificación de competencias laborales tienen como función principal, reconocer formalmente las competencias laborales de las personas, independientemente de la forma en que hayan sido adquiridas y de si tienen o no un título o grado académico otorgado por la enseñanza formal, mediante procesos de evaluación y certificación de las mismas, basados en estándares definidos y validados por los sectores productivos.

En consecuencia y desde la perspectiva más amplia de la política pública orientada a la formación de capital humano de la cual forma parte, un sistema de certificación de competencias laborales, debiera generar efectos positivos tanto para trabajadores, empresas y comunidad en general.

En el conjunto de los trabajadores el certificado visibiliza su productividad. Por ello, debería tener un efecto positivo en la reducción de los tiempos de búsqueda de un empleo, particularmente los desocupados. En aquellos que ya se encuentran ocupados, podría tener un impacto positivo en la movilidad al interior de la empresa y, eventualmente, en el salario. Asimismo, en la medida que el certificado también constituye un mecanismo de reconocimiento social, éste debería tener un impacto en la subjetividad del trabajador en la medida que éste percibe que la sociedad le reconoce su valía y dignidad como tal.

En las empresas la certificación también tiene efectos positivos. En primer lugar, contratar a un trabajador certificado disminuye los costos de transacción entendidos como el costo de búsqueda y reclutamiento de mano de obra calificada y puede constituir un garante de la calidad en el desempeño. En segundo lugar, al evaluar a sus trabajadores, es posible conocer si realmente cumplen con el estándar de desempeño que exige el mercado y si no lo cumple, qué es aquello que necesita para mejorar, por tanto, orienta la adquisición de capacitación y disminuye sus costos asociados. Con ello puede -en el mediano plazo- nivelar el estándar de desempeño de sus trabajadores, mejorar la productividad y con ello su competitividad. Por otro lado, muchas empresas que se enfrentan a mercados altamente competitivos afrontan exigencias de trazabilidad, por lo que contar con trabajadores certificados puede ser, sin lugar a dudas, una ventaja competitiva.

Todas estas consecuencias y externalidades, en el contexto de economías dinámicas, cambiantes e integradas constituyen un bien público en el que se requiere del compromiso de trabajadores, empresarios y el Estado, de manera de construir coordinadamente sistemas que beneficien la empleabilidad, productividad y desarrollo de nuestros países. La búsqueda de oportunidades para fortalecer estos sistemas y nutrirse de las experiencias compartidas es un aporte concreto al creciente requerimiento de las empresas por acceder a personas que tengan las competencias que requieren en sus procesos productivos.

En la fotografía, de izquierda a derecha: Igor Dedic, Encargado de Asuntos Internacionales de Chile Valora; Matías Cáceres, Gerente General Comercial Automotriz SPA; y Exequiel Estay, Presidente del Movimiento Nacional de Recicladores de Chile.

 

Los objetivos del Seminario fueron:

  • Sensibilizar a los actores de los sectores productivos paraguayos en el uso y conveniencia de la certificación de competencias laborales para el aumento de la productividad de las empresas y empleabilidad de trabajadores y trabajadoras.
  • Presentar los sistemas de certificación de competencias laborales de ambos países como una política pública para la empleabilidad y productividad.