GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS PARA EL TRABAJO SEGURO DE LOS RECICLADORES DE BASE EN TIEMPO DE COVID-19

Elaborado por el equipo del Programa de
Reciclaje Inclusivo de Fundación Avina

logotipos

INTRODUCCIÓN

En el contexto de la emergencia generada por el COVID-19, las autoridades de la mayoría de los países de la región priorizaron en una primera instancia la visión sanitarista en relación a la gestión de residuos, declarando como esencial la recolección y disposición de estos, y dejando transitoriamente en segundo plano -incluso en suspensión- las actividades de recuperación y aprovechamiento de residuos reciclables. Estas actividades implican un mayor nivel de contacto con el material, y ante la incertidumbre sobre los mecanismos de contagio del COVID-19, se presumía que estas actividades podían implicar un mayor riesgo de contagio para los trabajadores.

Todos los miembros de la Iniciativa Regional de Reciclaje Inclusivo compartimos la preocupación y la decisión de priorizar la seguridad y la salud de todos quienes participan de los circuitos de recuperación y recolección diferenciada, comprendiendo que esto haya llevado a la suspensión transitoria de estos programas, hasta tanto existan mayor precisiones y certidumbre sobre las posibilidades de retomar de manera segura el relevante servicio que prestan los recicladores de base y otros actores, en la provisión de materiales para las cadenas de valor que contribuyen a la economía circular.

A su vez, desde el compromiso que tiene la IRR con el desarrollo del Reciclaje Inclusivo y la Economía Circular en la región, y desde la comprensión y la preocupación sobre el impacto que puede tener el cese de la actividad, tanto en la calidad de vida de los recicladores de base como en la sustentabilidad de la industria recicladora, decidimos elaborar un material que compile las principales pautas y recomendaciones para el cuidado, la higiene y la seguridad laboral, elaboradas por especialistas y organizaciones competentes, para que, una vez que las autoridades pertinentes decidan retomar y/o dar continuidad al servicio que prestan los recicladores de base, este se pueda realizar de manera segura y sin que asuman riesgos innecesarios los propios recicladores, los ciudadanos y demás tipos de generadores, o cualquier otra persona que intervenga en el proceso.

Finalmente, cabe mencionar que ante la constatación de que diversos gobiernos están manifestando el interés por retomar esta actividad, entendemos que es el momento propicio para ofrecer este documento para apoyar estos procesos.

Mujer con lista

Es importante tener en cuenta que
debido al carácter cambiante de los criterios relacionados con la pandemia del COVID-19, este documento es de naturaleza dinámica, encontrándose en constante revisión en base a fuentes oficiales y confiables.

Para la elaboración de esta primera versión,
se tomaron como fuente los documentos y recomendaciones emitidas tanto por la Organización Mundial de la Salud, así como por organizaciones sanitaristas y/o ambientalistas reconocidas en la región. Se sugiere, además, revisar la normativa local de cada país y municipio a fin de identificar requerimientos específicos.

1. ALCANCE

Las sugerencias propuestas a lo largo de este documento, están dirigidas a gobiernos locales y nacionales, y organizaciones de recicladores de base1, y a través de ellos a los ciudadanos y generadores de diferente tipo, que son el primer eslabón, y cuyo rol es clave para el correcto funcionamiento de los circuitos de recolección diferenciada.

A continuación, se comparten algunos conceptos claves a tener en cuenta:

COVID-19: es una enfermedad infecciosa causada por el virus SARS-CoV-2 que se transmite por gotas de saliva al hablar, toser y/o estornudar, y que pueden contaminar superficies y objetos en un área de circunferencia de aproximadamente un metro. Los síntomas de la enfermedad son: fiebre, tos seca y cansancio. Algunos pacientes han tenido otros síntomas como: congestión nasal, secreción nasal, dolor de garganta, dolor de cabeza, diarrea, fatiga y/o dificultad para respirar.

Distanciamiento social: Separación entre individuos de modo de evitar contactos y cortar la cadena de transmisión del agente infeccioso. Se deben seguir los lineamientos de separación establecidos por la autoridad sanitaria local, los cuales normalmente implican una separación mínima de 1.5 metros.

Generadores de residuos: cualquier persona física o jurídica cuya actividad produzca residuos. Existen dos tipos de generadores:
a) los generadores individuales; y b) los generadores especiales.

Residuos sólidos urbanos: aquellos elementos, objetos o sustancias que, como consecuencia de los procesos de consumo y desarrollo de actividades humanas, son desechados y/o abandonados y cuyo origen puede ser residencial. También se incluyen aquellos objetos o sustancias que son desechados y/o abandonados y que tienen un origen: urbano, comercial, asistencial, sanitario, industrial o institucional y cuyas características son asimilables a los residuos domiciliarios. Ejemplos de este tipo de residuos son: cartón y papel, plásticos, vidrio, PET, etc. Quedan exceptuados de esta definición aquellos residuos que requieran una gestión particular como: los peligrosos, patogénicos, nucleares, etc.

2. FORMAS DE CONTAGIO

Una persona puede contraer COVID-19 de dos maneras: por vía respiratoria o por contacto con superficies contaminadas.

Una persona puede contagiarse cuando está en contacto con otra que esté infectada por el virus ya que la enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada habla, tose o exhala. También se produce el contagio por contacto con superficies infectadas, en los casos en que la persona toque dichas superficies con sus manos, y luego se toque los ojos, nariz o boca.

Se puede contraer por via respiratoria o contacto con superficies contaminadas

2.1 ¿Qué sabemos del comportamiento del virus sobre superficies?

La Organización Mundial de la Salud establece que el virus puede vivir en superficies desde varias horas a días dependiendo de las condiciones ambientales y el tipo de superficie sobre la que se encuentre.

A principios de marzo, se publicó en el jornal científico New England Journal of Medicine una nota al editor con un estudio comparativo del tiempo de vida en superficies de los virus SARS-1 (Sars) y SARS-2 (Covid19). Hasta el momento, la comunidad científica y técnica está tomando como base este estudio para definir las medidas de seguridad a nivel global.

2.2 ¿Cuál es la durabilidad máxima del virus en distintas superficies según el tipo de material?

En condiciones de laboratorio, con una temperatura media de entre 21 y 23 grados centígrados y con una constante de 40% de humedad, los resultados obtenidos de tiempos máximos de vida del virus sobre las superficies fueron 2.

Cobre 4 horas
Cartón y papel 24 horas (1 día)
Plástico 72 horas (3 días)
Acero Inoxidable 72 horas (3 días)
Vidrio y Madera 96 horas (4 días)

Estos valores sirven como referencia para poder definir medidas de protección personal y colectiva, pero no deben ser tomados como datos únicos y certeros ya que aún se encuentra en estudio y revisión por la comunidad científica.

3. SUGERENCIAS GENERALES DE CUIDADO, LIMPIEZA E HIGIENE PERSONAL

Los gobiernos de la región y a nivel global, a través de sus Ministerios de Salud, han definido medidas generales de cuidado como formas primarias para combatir el virus ante la falta de una vacuna.

El virus causante del COVID-19 está envuelto por una cobertura de grasa poco resistente a la acción del jabón, por eso es imprescindible reforzar las medidas de higiene personal. La higiene de manos de manera frecuente es la medida principal de prevención y control de la infección, por ello es fundamental lavarse con agua y jabón al menos durante 30 segundos, antes y después de manipular basura, desperdicios, alimentos o de comer, tomar café, etc., luego de tocar superficies comunes de uso frecuente (escritorios, computadoras, herramientas, pasamanos, picaportes, barandas, manipular dinero, tarjetas de crédito / débito, llaves, etc.), y después de utilizar instalaciones sanitarias y de estar en contacto con otras personas.

EN LA SIGUIENTE IMAGEN DE LA ORGANIZACIÓN
MUNDIAL DE LA SALUD SE PUEDE VER EL PROCEDIMIENTO
CORRECTO PARA EL LAVADO DE MANOS:

En caso de estar transitando en la calle y ante la imposibilidad de higienizarse las manos con agua y jabón, se deberá repetir el mismo procedimiento de limpieza, pero utilizando alcohol en gel de venta comercial y de marcas aprobadas por las autoridades sanitarias locales.

Otras medidas de seguridad para evitar los contagios, definidas por las autoridades son:

Mantener una distancia mínima de 1,5 metros (o lo máximo que sea posible) entre personas.

Saludarse evitando cualquier contacto físico, incluidos estrecharse manos, abrazos y besos.

Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca. Solamente hacerlo luego de haberse lavado las manos.

Cubrirse la nariz y la boca con el pliegue interno del codo o usar un pañuelo descartable al toser o estornudar.

Usar el cesto de basura no reciclable más cercano para desechar los pañuelos utilizados.

Lavar las manos después de toser o estornudar.

3.1 ¿Cómo debemos higienizar las superficies para eliminar el virus?

Una de las formas de contagio es a través del contacto con superficies contaminadas por el virus, por lo tanto, es de suma importancia limpiarlas constantemente. La ropa o elementos de uso diario deberán limpiarse y lavarse con agua y jabón o agua y detergente según corresponda. Los baños e inodoros podrán limpiarse con solución de agua e hipoclorito de sodio (comúnmente conocido como Lavandina o Lejía) de uso doméstico diluido (1 parte de hipoclorito de sodio en 50 partes de agua). Y aquellas superficies que no puedan limpiarse ni con jabón, ni detergente ni hipoclorito de sodio como los teléfonos celulares o las computadoras, se sugiere limpiarlas con alcohol al 70% (3 partes de agua por 7 de alcohol).

Las soluciones de químicos con agua que pueden utilizarse a nivel doméstico para la limpieza y desinfección de los distintos tipos de superficie, según el Ministerio de Salud de la Argentina (2020), son:

Alcohol Etílico (70%) Hipoclorito de Sodio (0,05%-0,5%) Peróxido de hidrogeno (0,5%) Isopropanol (50%)

4. PAUTAS PARA LA GENERADORES DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS

Las recomendaciones que se comparten a continuación, buscan apoyar las decisiones de los gobiernos respecto de orientaciones para el manejo de residuos domiciliares y especiales por parte de los generadores, con la expectativa de que resulten de utilidad para las definiciones de medidas de cuidado y para la correcta gestión de residuos.

Las medidas generales de cuidado e higiene personal que se sugieren a continuación son aplicables para todos los ciudadanos y generadores de residuos. Aquí se realiza un apartado de las sugerencias a tener en cuenta para la clasificación en origen de residuos sólidos urbanos por parte de los generadores y para los cuales se tenga certeza que no están contaminados por SARS-CoV-2.

Las recomendaciones para realizar una clasificación de residuos en origen adecuada están directamente relacionadas al estado de salud de los habitantes del hogar.

Si entre los habitantes de un hogar no hay sospechas de contagio por COVID-19, ninguna persona que lo habite tiene síntomas y si la autoridad sanitaria lo permite se sugiere continuar con las actividades de separación de residuos en húmedos y secos. Hay que tener en cuenta que, si los programas municipales están suspendidos y los recicladores de base no están trabajando en el municipio, se recomienda que los materiales reciclables se almacenen en el hogar, en buen estado de conservación hasta tanto se reactive el trabajo de los recicladores.

Si en el hogar hay alguna persona contagiada, o con sospechas de estarlo, con COVID-19, si algún familiar tiene sintomas asimilables con el virus o hay algún caso sospechoso de contagio en el entorno, las personas de se hogar no deben participar en un programa de separación de residuos en origen y se deben disponer la totalidad de los residuos en los cestos de “no reciclables”.

Se detallarán a continuación las medidas necesarias para separar materiales reciclables de manera segura.

Se recomienda que todos los generadores de residuos se laven las manos con agua y jabón antes y después de sacar la bolsa de residuos y la bolsa de materiales reciclables a la calle o los contenedores correspondientes.

4.1 Separación de residuos en origen

4.1.1 Clasificación de materiales reciclables para hogares sin sospechas de COVID-19

Separar residuos con las recomendaciones habituales y siguiendo los códigos de color de cada municipio, tomando ciertas precauciones y siempre que el programa de Recolección diferenciada municipal se encuentre activo y en funcionamiento:

Limpiar con un trapo húmedo con agua y jabón los residuos de materiales reciclables y no absorbentes, como lo son plásticos, PET, metales, aluminio, y vidrio, antes de depositarlos en la bolsa.

Pre-almacenar residuos secos/reciclables en casa durante al menos 72 horas (3 días) debidamente embolsados, limpios, secos y en buen estado de conservación (por ejemplo: bolsas sin roturas, que no haya vidrios rotos ni otros elementos cortantes, etc.), evitando contacto con otros objetos y manipulación del contendor.

Una vez llena la bolsa de materiales reciclables, guardarla cerrada, seca y resguardada de contacto durante 72hs (3 días), se podrá sacar a la calle o depositar en el contenedor correspondiente (recordar lavarse las manos antes y después de retirar la bolsa).

4.1.2 Manejo de residuos para personas contagiadas o casos sospechosos de COVID-19

Tal como fue señalado al inicio de esta sección, en caso de estar enfermo o tener sospechas de contagios, no se debe realizar la clasificación en origen de materiales reciclables, sino que todo el residuo generado en el hogar deberá disponerse como residuo no reciclable, con destino a disposición final directa.

El residuo de un paciente con COVID-19 se convierte en residuo patogénico ya que puede contener una carga biológica contaminante. Las autoridades competentes en cada país y ciudad, dictaminarán como se deben manejar los residuos en estos casos. A continuación se sugieren pautas generadas y validadas por entidades sanitarias y especialistas en la materia.

Disponer todos los residuos (húmedos y secos) que se generan en el hogar en la misma bolsa y esperar al menos 72 horas (3 días) antes de sacarlos a la calle o disponerlos en el cesto/contenedor correspondiente.
Desechar residuos con sistema de triple bolsa para su recolección. 
  • Colocar la bolsa en un tacho exclusivo para uso de la persona infectada/contagiada.
  • Antes de que la BOLSA 1 se llene (cuando esté llena en 2/3 de su capacidad), se debe cerrar y poner dentro de la BOLSA 2.
  • En la BOLSA 2 se colocan también los guantes, mascarilla y otros elementos de limpieza que utilice quien cuide a la persona infectada.
  • Asegurarse de que la bolsa sea específicamente de residuos, gruesa, que quede bien cerrada y que nada de lo que contiene se salga.
  • Cerrada la segunda bolsa se incorpora a la BOLSA 3, la de residuos domiciliarios comunes, que se mantendrá fuera del alcance de niños y animales de compañía.
  • Una vez cerrada la tercera bolsa, se debe proceder al lavado de manos con abundante agua y jabón por 40-60 segundos.
  • Se deben esperar al menos 72 horas (3 días) para sacar la BOLSA 3 del domicilio. En ese plazo bajará la carga viral y se
    evitará la dispersión del virus.

4.1.3 Clasificación de materiales reciclables en generadores especiales

Entendemos por generadores especiales aquellos que generen residuos asimilables a domiciliarios y que, en el contexto de pandemia, correspondan a actividades comerciales habilitadas por las autoridades como: supermercados, comercios, almacenes de rubros generales, etc.

Si bien no hay referencias de organizaciones internacionales ni autoridades de cómo manejar los residuos en generadores especiales, la manipulación deberá ser similar a aquella que se realiza en el hogar, la diferencia estará dada en el volumen de materiales a manipular y los elementos de protección personal sugeridos.

Las consideraciones a tener en cuenta son:
  • El personal a cargo de manipular los materiales reciclables deberá lavarse las manos según el protocolo mencionado, antes y después de realizar la tarea de clasificación de materiales reciclables y preparación de estos para el retiro por parte de los recicladores de base.
  • El personal a cargo deberá utilizar tapabocas, máscaras y guantes limpios para manipular y ordenar los materiales reciclables.
  • El manejo de materiales reciclables por generadores especiales deberá darse solo en caso de que esté activo en el municipio el servicio de recoleccion diferenciada para este tipo de generadores, caso contrario se sugiere guardar los materiales hasta tanto se reactive el trabajo.
  • Una vez ordenados los materiales en fardos o bolsones, se sugiere la guarda y cuarentena de los materiales por al menos 72 horas (3 días) en lugares secos y aislados, previo al retiro por parte de los recicladores de base.

5. PAUTAS DE TRABAJO PARA RECICLADORES DE BASE

Diversas organizaciones, especialmente las organizaciones lideradas por recicladores, establecieron la necesidad de darle continuidad a los programas de reciclaje bajo medidas de cuidado, higiene, seguridad y limpieza. Se presentan a continuación lineamientos básicos de trabajo que aplican no solo a los recicladores de base que trabajan en la recolección de materiales reciclables en la calle, sino también a quienes trabajan en la operación de las plantas de clasificación de materiales y que servirán como guías de trabajo para la actividad.

5.1 Consideraciones generales para recicladores de base

A continuación, se listan algunas consideraciones que se sugiere tener en cuenta al momento de implementar los programas de reciclaje inclusivo a nivel municipal:
  • Las organizaciones de trabajo de recicladores deberán definir equipos de trabajo con una dotación mínima de personal que permita brindar un servicio de recolección al municipio de acuerdo a las necesidades particulares de cada uno. Organizar cuadrillas de emergencia que operen en turnos para la recolección en rutas definidas y operación de plantas de reciclaje.
  • Los recicladores de base que sientan síntomas de gripe o resfrío y/o síntomas sospechosos del COVID-19 no deben concurrir a sus puestos de trabajo, debiendo informar vía telefónica a la organización para no ser llamados por los coordinadores/supervisores a ser parte de las cuadrillas de emergencia.
  • Los recicladores de base que son parte de grupos de riesgo (mayores de 60 años, personas con enfermedades preexistentes, embarazadas) no deben concurrir a sus puestos de trabajo durante la pandemia.
  • Las recicladoras o recicladores que tengan como prioridad tareas de cuidado de la casa, los niños y/o personas mayores no deberán ser parte de cuadrillas de emergencia. Por un lado, para evitar la sobrecarga de actividades y por otro, para evitar contagios o exposición a poblaciones de riesgo que tengan a su cargo.
  • Se debe garantizar a los recicladores que sean parte de la cuadrilla de emergencia, espacios para poder higienizarse y acceso a la provisión de kits de higiene personal (agua, jabón, alcohol en gel, toallas de papel descartables).
  • Se debe garantizar la provisión de elementos de protección personal (EPP) específicos para COVID-19 para todos los recicladores de la cuadrilla de emergencia, ya que estos están en contacto con personas y con superficies. Los EPP correspondientes son: tapabocas, máscaras, guantes y ropa de trabajo.
  • Se debe garantizar que todos los recicladores de base que formen parte de la cuadrilla de emergencias realicen un lavado y desinfeccion de manos frecuente (a definir de acuerdo a las tareas) durante su jornada laboral.
  • Se deberá designar a un encargado de la verificación y control del acceso y uso de EPP y la higiene personal de todos los recicladores que formen parte de la cuadrilla y de las máquinas y equipos durante la jornada de trabajo.
  • Los recicladores deben contar con información continua y capacitación sobre la evolución del virus y la pandemia, así como también conocer y estar informados sobre las definiciones y medidas tomadas por las autoridades, y las consecuencias posibles sobre sus actividades laborales.
  • Se sugiere que los traslados de los recicladores hasta y desde los puestos de trabajo a sus hogares sean organizados en vehículos propios (si los tuvieren) o de las organizaciones, a pie o en bicicleta (si es posible estos dos últimos) para evitar el uso de transportes públicos. Se sugiere que no sean incluidos en las cuadrillas de emergencia aquellas personas que estén a distancias tales que deban usar transporte público.

5.2 Elementos de protección personal para recicladores de base

Todos los recicladores de base deben tener garantizado el acceso a ropa de trabajo y elementos de protección personal correspondientes de manera frecuente y de acuerdo a las necesidades y en cantidades definidas por la organizacion.
Todos los recicladores que formen parte de la cuadrilla de emergencia deben tener acceso a un kit de higiene personal con frecuencia definida de acuerdo a la durabilidad de cada kit.
Se sugiere que todos los recicladores que forman parte de la cuadrilla de emergencia, cuenten con dos uniformes de trabajo para intercambiarlos por día:
  • Todos los días se debe higienizar/lavar el uniforme utilizado con agua y jabón para la ropa.
  • El uniforme de trabajo deberá colocarse al llegar a la planta o punto de retiro de recorridas en calle y retirarse al terminar la tarea del día, por lo tanto, el trabajador deberá contar con una muda de ropa adicional. Es fundamental contar con un espacio para que los recicladores puedan cambiarse de ropa.
  • Ni bien llegado a su casa, el reciclador deberá cambiarse la ropa e higienizar la muda con la que salió durante el día y el uniforme utilizado.
Los EPP y la ropa de trabajo deberán ser resistentes a la penetración de microorganismos, a las roturas y el desgaste prematuro.
Los elementos de protección personal (tapabocas, máscaras y guantes) deben ser preferentemente descartables y una vez usados no deben interferir con los EPP necesarios para desarrollar la tarea en forma segura.
  • Todo elemento de protección personal descartable (tapabocas, mascarillas, y guantes) deberá utilizarse cuidando la higiene personal y desechándolo en los recipientes correspondientes a residuos con destino a disposición final, tal como fue indicado en el ítem 4.1.2 de este documento.
  • Todo elemento de protección personal reutilizable deberá limpiarse antes y después del turno de trabajo y de ser utilizados y guardados en bolsas o recipientes individuales herméticos para su correcta higiene y siempre que sea posible en gabinetes / casilleros personales, principalmente los elementos de protección respiratoria, tales como máscaras.

5.2.1 Uso de tapabocas y mascarillas

Este EPP será utilizado para toda tarea que el trabajador deba realizar a menos de dos metros de distancia de cualquier otra persona. En los puestos de trabajo donde exista la posibilidad técnica de colocar una barrera física que impida que las gotas de secreciones lleguen hasta el trabajador o la colocación de barreras que limiten físicamente la distancia del trabajador de cualquier otra persona, deberá optarse por este tipo de medida.

Los recicladores de base deberán contar con tapabocas específicos para la protección contra el COVID-19. Se sugiere que todos los recicladores tengan acceso a tapabocas o barbijos N953 / KN955 que pueden filtrar el 95% de las partículas con un diámetro aerodinámico mayor o igual a 0.3 micrones (μm), y bloquear el SARS-CoV-2 debido a que este es grande (0.2 a 0.4 μm). Estos deben cambiarse cada 3 días.

En el caso de sólo contar con acceso a tapabocas simples, debido a la alta demanda de EPP, estos deben descartarse diariamente. En el caso de los tapabocas de tela, pueden utilizarse dos o tres al día (4 horas máximo de uso) y someterlos a lavado con agua y detergente o jabón, para volverlos a utilizar.

Es importante orientar y dar una inducción de como colocar y quitar estos cubre bocas:

  • Siempre deben lavarse las manos para colocar y después de quitarse el tapaboca.
  • Estos deben descartarse de acuerdo a lo definido en el ítem 4.1.2 con el sistema de triple embolsado y con destino a disposición final ya que se consideran bioinfecciosos.

Fuente: Ministerio de Salud Gobierno de México.

Complementando el uso de tapabocas, se sugiere que todos los recicladores de base en calle y planta utilicen máscaras de protección facial.

Para el mantenimiento de las máscaras, que son reutilizables, se sugiere seguir los siguientes lineamientos:
  • Desarmar y limpiar todas las partes del ensamblado con un paño suave y limpio humedecido con agua caliente (49 °C/120 °F) que contenga un detergente suave con pH neutro (pH 6-8).
  • Después de la limpieza y el secado volver a armar la unidad, tal como se describe en las instrucciones de uso.
  • Secar y guardar la máscara en una bolsa estéril, y en el gabinete/casillero personal para mantener su buen estado de conservación.

5.2.2 Uso de guantes

Los guantes constituyen una barrera física entre la piel de las manos del trabajador y cualquier superficie de contacto. Por este motivo, los recicladores deberán utilizar guantes para realizar las tareas.

Cabe aclarar que el uso de guantes no exime el proceso de desinfección y de lavado de manos, por cuanto es importante que durante la jornada laboral se aplique sobre los guantes, alcohol en gel o una solución de alcohol al 70% (3 partes de agua por 7 partes de alcohol).

Los guantes deberán estar a disposición de los recicladores para su recambio durante la jornada laboral. Los guantes serán de nitrilo descartables, sin polvo y libre de látex. No estériles, esto quiere decir, no aptos para uso médico o quirúrgico. Ambidiestro. Puño con reborde. Preferentemente contarán con certificación bajo norma nacional o internacional de organismo reconocido en la materia, como las normas EN 374, EN 455, EN 4205.

5.3 Guía de operación para recicladores de calle y choferes

Los recicladores de base que trabajen en la recolección de materiales reciclables en calle o en grandes generadores deberán dar cumplimiento a los requerimientos básicos compartidos en este documento.

Se sugieren las siguientes consideraciones especiales para aquellos recicladores de base que trabajen en la recolección de materiales en calle y para quienes conduzcan los vehículos de las cooperativas:
  • El servicio deberá ser prestado por una cuadrilla de emergencia con una cantidad mínima de recicladores y ser intermitente. El tamaño de la cuadrilla de recolección y la frecuencia de la recolección estará definido de acuerdo a las rutas y la cantidad de población que debe cubrir el servicio. Se sugiere, en tanto exista la posibilidad, evitar la recolección puerta a puerta para disminuir el contacto entre personas y enfocarse en recolección en puntos específicos / puntos verdes / contenedores / puntos limpios y/o grandes generadores. Además, se sugiere que cada reciclador de base que recupera materiales en calle no deba recorrer más de una vez por semana su ruta de recolección, intercalando rutas y recicladores durante los días laborales.
  • Se deberá mantener la distancia social mínima de 1,5 metros entre el reciclador y quien entrega las bolsas de materialesreciclables ya sea domiciliarios o de generadores especiales.
  • Todo el personal en calle y los choferes deberá cumplir con los lineamientos generales de trabajo explicados respecto al uso de ropa de trabajo, elementos de protección personal, acceso a kit de higiene personal, acceso a la información, higiene y seguridad laboral (ítems 5.1 y 5.2 de este documento).
  • Deberán realizar una limpieza de manos con alcohol en gel (si tienen acceso a agua y jabón en la calle es preferente) cada vez que se reciba una bolsa de material por parte de un generador.
  • Deberán procurar no tocar superficies, cestos o contenedores de residuos sin uso de guantes de protección. Recordar que el uso de guantes no exime al reciclador de la limpieza y lavado de manos.
  • Limpiar con un trapo con agua y jabón, o solución de agua e hipoclorito de sodio diluido de uso doméstico preparado en el momento de la limpieza (en el ítem 3.1 se indican las proporciones de preparación de soluciones para limpieza de superficies), todos los carros/carretillas/triciclos manuales antes de comenzar el turno y al finalizar, así como todas las herramientas de trabajo utilizadas durante la jornada de trabajo antes y después de su uso.
  • Los choferes de vehículos y autoelevadores:
    • Deberán limpiar el interior del vehículo (volante, tablero, palanca de cambios) y exterior (puertas, picaportes, espejos) al iniciar y al finalizar los turnos de trabajo con agua y jabón, o solución de agua e hipoclorito de sodio diluido de uso doméstico preparado en el momento de la limpieza.
    • Además, el exterior de los vehículos deberá lavarse diariamente con agua jabonosa.
    • Evitar siempre que sea posible el uso compartido de estos vehículos.
    • Todos los choferes y ayudantes deben tener acceso a desinfectantes para manos y elementos de protección personal (tapabocas, mascarillas y guantes).

5.4 Guía de operación en plantas de clasificación de residuos

La cuadrilla de emergencia encargada de la operacion de las plantas de clasificación de materiales reciclables mientras esté vigente la pandemia por COVID-19 deberá ser mínima y tal que cubra las operaciones necesarias para mantener la operatividad evitando la acumulación de stock de materiales a procesar. La cantidad de recicladores de base operando las plantas deberá definirse de acuerdo al tamaño de planta y la cantidad de residuos a procesar de acuerdo a lo definido en las actividades de recolección.
Se sugiere que haya personal en planta para cubrir los siguientes puestos:

Balancero y control de ingreso de camiones.

Conductor de autoelevador y/o personal de depósito.

Personal para la operación de cinta de clasificación: una persona por material a clasificar.

Encargado o supervisor de turno.

La persona a cargo de la Supervisión es responsable de programar las actividades con el fin de reducir el personal al mínimo posible en los sitios, sin que aumente la situación de riesgo de las operaciones. Así mismo, se restringe el ingreso de clientes, proveedores, visitantes, etc. y en caso de ser necesario que dichas personas deban ingresar, se garantizará una distancia de separación mínima de 1,5 metros (o lo más posible) entre cada persona comunicando dicha restricción previamente del ingreso.
Todo el personal de planta deberá cumplir con los lineamientos generales de trabajo explicados respecto al uso de ropa de trabajo, elementos de protección personal, acceso a la información, higiene y seguridad laboral (ítems 5.1 y 5.2 de este documento).
Los lineamientos de trabajo específicos para la operación de las plantas de clasificación que debe seguir cada reciclador de base son los siguientes:
  • La operación de planta deberá realizarse con habitualidad, siguiendo los protocolos de higiene y distanciamiento social, al igual que cumpliendo con el uso de EPP.
  • Realizar el protocolo de lavado de manos antes, durante y al finalizar las tareas diarias.
  • Al recibir los bolsones con materiales reciclables provenientes de calle o grandes generadores, dejarlos almacenados en cuarentena en un lugar limpio y seguro durante al menos 72 horas (3 días) previo a su manipulación y clasificación.
  • Una vez clasificados y enfardados/empacados los materiales, dejarlos almacenados en un lugar limpio y seguro durante al menos 72 horas (3 días) previo a su comercialización.
  • No se deben compartir objetos personales, ni comida, ni bebida con compañeros de trabajo.
  • Evitar guardarse los EPP en bolsillos, preservarlos siempre en un lugar limpio, seco y seguro.
  • Las plantas de clasificación, galpones de acopio y bodegas deberán realizar actividades de orden y limpieza frecuentes, eliminar elementos que puedan atraer vectores de enfermedades y realizar desinfecciones periódicas. Fumigar las plantas de clasificación de materiales reciclables. Mantener limpias y desinfectadas las instalaciones.
  • No está permitido el uso de alcohol al 70%, o alcohol en gel en los sectores operativos donde pueda realizarse trabajos en caliente ni con fuego.

5.4.1 Orden y limpieza de planta

  • Mantener todos los sectores de trabajo (oficinas, depósitos/bodegas, áreas de operación, etc.) ventilados, en condiciones de higiene y desinfección, reforzando la frecuencia de limpieza, focalizando la limpieza sobre elementos de uso comunes, tales, como escritorios, computadoras, picaportes, pisos, y toda otra superficie con la que el trabajador pueda entrar en contacto.
  • Desinfectar las herramientas y equipos de trabajo antes y después de utilizarlos.
  • Garantizar la provisión de agua potable en cantidades suficientes para asegurar la higiene y desinfección tanto del trabajador como del ambiente de trabajo.
  • Promover y garantizar el lavado de manos frecuente a todo el personal.
Para garantizar la limpieza profunda y adecuada de los sectores de trabajo se sugiere aplicar la técnica de protección colectiva “doble balde-doble trapo”: Es una técnica muy sencilla donde se necesita contar con agua corriente, detergente e hipoclorito de sodio diluido de uso doméstico), dos baldes con capacidad de 10 litros de agua cada uno y dos trapos limpios y secos:



Iniciar la limpieza con soluciones jabonosas con agua y detergente de uso común.

En el balde Nº 1 agregar agua y detergente.

Limpieza:

Sumergir el trapo Nº 1 en balde Nº 1, escurrir y friccionar las superficies a limpiar (mostradores, pasamanos, picaportes, barandas, instrumental de trabajo etc.). Siempre desde la zona más limpia a la más sucia.

Repetir el paso anterior hasta que quede visiblemente limpia.

Desinfección:

En el balde Nº 2 (limpio) agregar agua, colocar 100 ml de hipoclorito de sodio diluido al 5%, sumergir trapo Nº 2, escurrir y friccionar en las superficies.

Enjuagar con trapo Nº 2 sumergido en balde Nº 2 con agua.

Dejar secar

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICAS

  • ALIANZA GLOBAL DE RECICLADORES (2020). Coronavirus (COVID-19) y recicladores, obtenido de sitio oficial de GlobalRec.
  • ALIANZA GLOBAL DE RECICLADORES (2020). Prevenciones por el coronavirus dentro de nuestra labor como recicladores (ANR, Colombia), obtenido de sitio oficial de GlobalRec.
  • Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (2020). Recomendaciones de Saneamiento Ambiental de AIDIS – COVID-19, obtenido de sitio oficial de AIDIS.
  • Bioguía (2020). Coronavirus: cómo impacta la pandemia en el ambiente, obtenido de sitio oficial Bioguía
  • CEAMSE (2020). Compromiso CEAMSE contra el coronavirus, obtenido de sitio oficial CEAMSE.
  • Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (2015). Conozca su respirador: su salud podría depender de ello. https://www.cdc.gov/ spanish/niosh/docs/2013-138_sp/default.html
  • Duclaud Law Firm (2020). ¿Qué medidas pueden adoptar los patrones frente al IMSS e INFONAVIT, ante los diversos impactos del COVID-19?
  • GlobalNews (2020). Trabajadores del reciclaje demandan protección frente al COVID-19, obtenido de sitio oficial de GlobalNews.
  • Gobierno de la Ciudad de México (2020). Separar nos Protege, obtenido de cuenta de Facebook oficial del Gobierno de la Ciudad de México.
  • Inquirer.net (2020). El sector informal de residuos siente la cuarentena de coronavirus, obtenido de sitio oficial de Inquirer.net.
  • Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo (s.d.). Guantes y ropa de protección. https://www.insst.es/documents/94886/549601/ Guantes+y+ropa.pdf/dac1b40d-d402-4f40-81ae-a10ae106aceb
  • International Solid Waste Association (2020). La Gestión de los Residuos Durante la Pandemia COVID-19, obtenido de sitio oficial ISWA.
  • Ministerio de Salud de la Nación Argentina (2020). Recomendaciones para la limpieza domiciliaria y productos de uso domiciliario activos, obtenido del sitio oficial del Gobierno de la República Argentina.
  • Movimento Nacional dos Catadores de Materiais Recicláveis – MNCR (2020). Orientações gerais às organizações de catadoras e catadores de materiais recicláveis do Brasil, obtenido de sitio oficial de MNCR.
  • PROEXPORT (2020). Protocolo de actuación AGRO frente al coronavirus (COVID-19), obtenido de sitio oficial Proexport.
  • Redacción (2020). En tres imágenes, cómo ser un consumidor responsable durante la cuarentena obligatoria, obtenido de sitio oficial de RedAcción. REFERENCIA BIBLIOGRÁFICAS 32
  • Secretaría de Medioambiente del Gobierno de la Ciudad de México (2020). Cartilla de Mejores Prácticas para la Prevención del COVID-19 en el Manejo de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU), obtenido de sitio oficial del Gobierno de la Ciudad de México.
  • Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina, Ley 25051 (1991) Residuos Peligrosos.
  • Superintendencia de Riesgos de Trabajo (2020). Disposición 5/2020, obtenido de Boletín Oficial de la República Argentina.
  • Superintendencia de Riesgos de Trabajo (2020). EMERGENCIA PANDEMIA COVID-19. ELEMENTOS DE PROTECCIÓN PERSONAL, obtenido de Boletín Oficial de la República Argentina.
  • The New England Journal of Medicine (2020). Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1, obtenido de sitio oficial de New Engalnd Journal of Medicine.
  • Wastedive (2020). El coronavirus supone peligros para los trabajadores del reciclaje, obtenido de sitio oficial de Wastedive.
  • WIEGO’s Cuidar Projec (2020). CORONAVIRUS AND WASTEPICKERS: DECREASING THE RISKS, obtenido de sitio oficial de WIEGO.
  • World Health Organization (2020). Water, sanitation, hygiene and waste management for COVID-19, obtenido de Informe Técnico de World Health Organization.

Notas

  1. A lo largo de este documento, la escritura se realizará utilizando el género masculino de forma general a fin de facilitar la lectura. No obstante, este documento pretende alcanzar a todas las personas sin distinción de género: hombres, mujeres e identidades no binarias.
  2. Fuente: The New England Journal of Medicine (2020). Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1, obtenido de sitio oficial de New England Journal of Medicine.
  3. Nomenclatura internacional para la normalización de características técnicas de barbijos/tapabocas. N95 significa que son barbijos aprobados por NIOSH (El Instituto Nacional para la Salud y Seguridad Ocupacional de E.E.U.U) para la protección respiratoria para actividades de la salud.
  4. Hace referencia a respiradores de origen Chino, cuyas características son iguales a los N95.
  5. La nomenclatura hace referencia a los estándares de normalización internacionales para las características técnicas de guantes de nitrilo. Se desprenden de estándares internacionales como la ISO.

Elaborado por el equipo del Programa de Reciclaje Inclusivo de Fundación Avina

Scroll Up