banner

El oficio que está salvando al planeta con inclusión y economía circular

El 1 de marzo se conmemora el Día del Reciclador y la Recicladora de base, que destaca la labor de hombres y mujeres que recuperan cada día materiales reciclables y evitan la emisión de miles de toneladas de gases de efecto invernadero.

Featured Image

América Latina, 1 de marzo de 2024 – En América Latina y el Caribe se llama reciclador de base a quien trabaja directamente en la recolección y separación de residuos, y se estima que en la región 2 millones de personas obtienen su sustento de la recuperación y comercialización de materiales reciclables. Aportan el 50% del material que procesa la industria y, por cada tonelada de gases de efecto invernadero que emiten con su actividad, evitan la emisión de 200 toneladas de dichos gases.

La situación de la gestión integral de residuos sólidos urbanos en América Latina y el Caribe presenta grandes desafíos. Según el Banco Interamericano de Desarrollo, el manejo de los residuos sólidos consume hasta el 40% de los presupuestos municipales y apenas el 2% de las ciudades de la región cuenta con programas formales de reciclaje, lo que explica que solo se recicle el 10% de los envases y empaques post-consumo.

Entre 2021 y 2023, las organizaciones de recicladoras y recicladores que trabajan junto a Latitud R recolectaron más de 390 mil toneladas de materiales reciclables en 13 países (Perú, Brasil, El Salvador, Paraguay, Panamá, Guatemala, México, Ecuador, Argentina, Costa Rica, Bolivia, Colombia y Chile), este total incluye 80 mil toneladas de material plástico que volvieron a las cadenas gracias a los recicladores de base.

La plataforma Latitud R está conformada por la División de Agua y Saneamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), BID Lab, Coca-Cola Latinoamérica, PepsiCo Latinoamérica, Dow, Nestlé, la Red Latinoamericana de Recicladores (Red-LACRE) y Fundación Avina.

En el último año, la plataforma logró la incorporación de más de 4.000 nuevos recicladores a los proyectos que apoya, colaborando con 273 organizaciones de recicladoras y recicladores de base, con fomento a la promoción y participación de mujeres en roles de liderazgo.

Soledad Mella, de la Secretaría de Comunicaciones de la Red Latinoamericana de Recicladores, destacó el papel de este oficio. “Recicladores y recicladoras de base hemos hecho un aporte en tres líneas: social, económico y ambiental. Somos más de 20 millones en el mundo. Llevamos años subsidiando a nuestras comunidades con nuestra labor, evitando que millones de toneladas de residuos terminen enterradas o en vertederos, mares y ríos. Además, a través del reciclaje, hemos generado impactos concretos, reales, evitando el impacto en las napas subterráneas de agua, evitando la emisión de gases de efecto invernadero”.

“Hoy podemos decir que estamos orgullosos de lo que somos, porque hemos logrado algo que nadie ha logrado. Mientras se siguen discutiendo los distintos tratados y escenarios medioambientales y climáticos, nosotros los recicladores de base seguiremos firmes cumpliendo nuestra labor”, puntualizó.

LatitudR