banner

Programa “Quito a reciclar” inició en multifamiliares de Quitumbe

Con apoyo de la Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo, este sábado 2 de febrero, el Municipio de Quito lanzó el Manual “Quito a Reciclar”, una herramienta digital que permite implementar una metodología de reciclaje desde la casa, en multifamiliares, barrios, instituciones, industrias, comercios y servicios de la capital, es decir,  todos pueden ser parte activa del proyecto, mejorando la calidad ambiental de la ciudad.

Featured Image

4 de febrero, 2019

Este proyecto, en su primera fase, arrancará con 45 condominios y urbanizaciones en 4 administraciones zonales, incluyendo a más de 30 000 habitantes de la ciudad y visibilizando la importancia del trabajo de los gestores ambientales.

Verónica Arias, secretaria de Ambiente, dijo que la primera fue “sin sorbetes”, la segunda “por favor, sin fundas plásticas” y esta es la tercera fase “Quito a reciclar” en fuentes y casa para concientizar a la gente y separar los residuos en el hogar y entregar a los gestores ambientales. Es un trabajo inclusivo que ayuda al ambiente  y generar ingresos a aquellas familias pobres. De esta manera ayudan para que al relleno sanitario no llegue tanta basura y fundas plásticas.

“El proyecto comienza en multifamiliares porque alberga a gran cantidad de personas. Este manual es fácil de descargar de la página web de la Secretaría de Ambiente y se puede ver como se recicla y se puede poner en contacto con la personas que recogen los residuos”, explicó Arias.

Sandra López, dirigente de la Cooperativa Alianza Solidaria de Quitumbe, señaló que el proyecto ciudadano de recuperación de quebradas es un proceso cultural y “Quito a reciclar” se suma a estas acciones en estos conjuntos habitacionales.

“El proyecto será un referente para la ciudad y el país, un ejemplo para otros barrios. Logramos generar conciencia de la gente para tener una ciudad sostenible. Un proceso que va de la mano con el trabajo desarrollado desde Quitumbe y que lleva construyendo vecindad 20 años” , informó López.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo (IRR),  la principal plataforma regional para la articulación de acciones, inversiones y conocimiento relacionados al reciclaje inclusivo y que involucra a actores de los sectores público y privado, organizaciones sociales y recicladores.

La IRR fue creada en 2011 por el Fondo Multilateral de Inversiones, y la División de Agua y Saneamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, Coca-Cola Latinoamérica, PepsiCo Latinoamérica, la Red Latinoamericana y del Caribe de Recicladores y Fundación Avina.

Datos del proyecto

El manual que se puede descargar de la página de la Secretaría de Ambiente del DMQ www.quitoambiente.gob.ec, es didáctico y facilita a los ciudadanos, nuestro compromiso de separar los residuos reciclables, para que estos posteriormente sean recogidos directamente y comercializados por  Gestores Ambientales de Menor Escala, que en ésta administración a través del reciclaje inclusivo,  han dignificado su labor, evitándoles el tener que minar la basura,  mejorando sus  condiciones laborales, accediendo a un trabajo digno, incrementando significativamente sus ingresos y elevando su calidad de vida.

Cabe destacar que  hay 4 CEGAM (Centros Educativos de Gestión Ambiental) donde trabajan aproximadamente 70 recicladores, que han mejorado sus ingresos gracias a su labor. Uno de los objetivos principales del manual es reconocer y fortalecer a los cerca de 2 500 recicladores de base que se encuentran dispersos en la ciudad.

Todos podemos ser parte activa del Reciclaje, implementando el “Manual Quito a Reciclar” en nuestros hogares, este es una muestra de lo que todo Quito puede hacer “así de fácil” y está en manos de todos hacerlo.

Según datos de la Secretaría de Ambiente, en Quito hay alrededor de 3 000 personas dedicadas a labores de recuperación de los residuos en las calles de la capital. Laura Guanoluisa, líder de Renarec, habla de 3 800, entre “organizados y no organizados”. Los trabajadores regulares son parte de 10 agrupaciones. A escala nacional, están identificados 50 grupos, con 1 500 recicladores registrados. No obstante, serían, al menos, 20 000. El 70% de este grupo corresponde a mujeres.

En el programa ‘Quito a reciclar’ se contempla el registro no solo de los gestores ambientales, sino los administradores de los conjuntos o los líderes barriales. Esto, según fuentes de la Secretaría de Ambiente del Distrito, facilitará conocer el número de personas que se unen a la iniciativa, y ayudará a contabilizar la cantidad de residuos que se recicla. Los líderes comunitarios pueden apuntarse a través de la página web (en el ícono ‘Quito a Reciclar’ – Registro) y los gestores, acudiendo a la Secretaría de Ambiente (Río Coca e Isla Genovesa).

Estos últimos, además de regularizar su actividad laboral, tienen la opción de acceder a capacitaciones.

Si en un sector no hay un reciclador de base, la ciudadanía puede comunicarse al 1800 Emaseo, se puede enviar un correo electrónico al reciclaje@emaseo.gob.ec o, a su vez, llamar a Renarec (252 5976). Guanoluisa destaca los beneficios laborales y sociales de la iniciativa para los trabajadores.

Dejar de “meter las manos en la basura”. A la par, las ganancias para sustentar a sus hogares serían mayores, pues las empresas intermediarias que compran lo recolectado les pagan menos cuando el material está sucio.

“Si las personas separan en sus hogares, todo estaría limpio”. Los gestores venden el material obtenido por kilo: 22 centavos, el papel; 28, el plástico y 12, cartón. Para juntar una cantidad considerable, la dirigente y sus compañeros, en algunas ocasiones, deben trabajar hasta tres jornadas diarias.

La mujer, por ejemplo, ha sido parte de esa dinámica desde que tenía cinco años. Empezó en el oficio junto a su abuelo, luego de llegar a Quito desde la provincia de Cotopaxi. La actividad le ha servido para sustentar a sus cuatro hijos.

Jorge Sempértegui, gerente general de la Empresa Pública Metropolitana de Gestión de Residuos Sólidos (Emgirs-EP), remarca que la capacidad de reciclaje que tienen los residuos de Quito es del 24%. Sin embargo, actualmente, de este porcentaje se llega apenas al 16%. Por esto, el “involucramiento de la ciudadanía permitiría alargar la vida útil del relleno sanitario de El Inga”. De acuerdo con la información del funcionario, el depósito tendría seis años más de vida útil ( dos con el último cubeto habilitado y cuatro utilizando otras zonas aprovechables).

Pero si estas iniciativas se hacen eco en la comunidad, se podría lograr extender ese límite hasta dos años más. Para tener una idea, la producción de residuos de Quito llena el equivalente a un Estadio Olímpico cada año. Los datos de la Secretaría de Ambiente dan cuenta de que cada habitante de la ciudad genera al día casi dos libras de residuos.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: https://www.elcomercio.com/actualidad/vecinos-quito-reciclaje-muncipio-quito.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

Scroll Up